METODOLOGÍA

METODOLOGÍA

El anuario 2016 incluye una selección de los datos más relevantes de los barómetros del CIS a lo largo de ese año, y presenta alguna diferencia respecto a la estructura de los anuarios anteriores. Una de las novedades es que el apartado denominado «Valoración del gobierno y la oposición», donde otros años se presentaban las evaluaciones de las personas entrevistadas  sobre el gobierno, la oposición, o los principales líderes políticos recogidas en los barómetros políticos de enero, abril, julio y octubre, este año no se ha podido incorporar debido a la especial coyuntura política y electoral de 2016. En su lugar, y para mantener un número de apartados similar al de otros años, se ha agregado un monográfico realizado en el mes de octubre dedicado a «Discusión política y participación social». Por su parte, el apartado dedicado a «Percepciones sobre la situación económica y política» sigue reuniendo las preguntas comunes de los diferentes barómetros que tratan esta temática, tanto desde un punto de vista retrospectivo como prospectivo, y el resto de apartados representa una selección de las preguntas de cada monográfico mensual. Para esta selección se ha buscado un equilibro entre la relevancia de cada indicador y la cantidad de preguntas escogidas de dicho mes. Sin embargo, en ocasiones, la elección de algunas preguntas de batería ha requerido la dedicación de un mayor espacio.
La presentación de los datos referidos a cada pregunta intenta mantener una estructura similar dentro de cada capítulo. Así, el bloque dedicado a «Percepciones de la situación económica y política», incluye la evolución longitudinal anual de dichas opiniones con un gráfico representativo de las respuestas, mensual o trimestralmente. Por su parte, los bloques temáticos mensuales muestran las frecuencias marginales (o medias, según el caso) para cada una de las preguntas seleccionadas, acompañadas también de un gráfico específico. Estos gráficos representan, en la mayoría de los casos, el porcentaje de cada opción de respuesta sobre una escala de 0 a 10 o de 0% a 100%, según el caso.
Se ha procedido a una denominación representativa del contenido de las tablas incluidas, haciendo referencia al mes o bloque temático al que pertenecen para facilitar su identificación. Así, por ejemplo, la primera tabla referida al bloque «Percepciones sobre la situación económica y política» se denomina «Tabla SIT1», la primera tabla que pertenece al bloque «Opinión pública y política fiscal» se denomina «Tabla FIS1», la primera tabla del barómetro del mes de febrero se denomina «Tabla F1» y así sucesivamente para el resto de meses. Estas tablas transcriben literalmente la pregunta y categorías de respuesta del cuestionario original.
A continuación, se facilitan los cruces con los indicadores sociodemográficos y políticos más habituales ofrecidos por el CIS a sus usuarios/as: sexo, edad, estado civil, educación, situación laboral, clase social, ideología, recuerdo de voto, religión y hábitat. Algunas de las variables incluidas han sido recodificadas, o transformadas, con el objetivo de facilitar la lectura e interpretación de los datos que, en términos generales, son calculados para cada categoría de dicha variable (en porcentajes de fila). Únicamente en el caso de algunas preguntas dichos porcentajes han sido calculados por columnas, y así aparece indicado en el documento. Como novedad de este anuario 2016, en el capítulo dedicado a “Opinión pública y política fiscal” se incluyen además de los cruces, las series de algunos indicadores.
Las variables edad y clase social mantienen las mismas categorías que el CIS facilita para los diferentes estudios a través de su página web. Sin embargo, educación, situación laboral, ideología, recuerdo de voto, religión y hábitat, se han recodificado de forma distinta para presentar una tabla de resultados más sintética.
La edad incorpora los siguientes intervalos: «Hasta 24 años», «De 25 a 34», «De 35 a 44», «De 45 a 54», «De 55 a 64» y «65 años o más». En la variable ideología se han mantenido los valores intermedios «5» y «6» sin agrupación, y se han agrupado el resto de valores: en la izquierda los valores «1-2», «3-4», y en la derecha los valores «7-8» y «9-10». Las categorías del tamaño de hábitat se han identificado de la siguiente forma: los municipios menores de 10.000 habitantes como «Pueblo o ciudad pequeña», de 10.001 a 100.000 habitantes como «Ciudad mediana», de 100.001 a 1.000.000 de habitantes como «Ciudad grande», y más de 1.000.000 de habitantes como «Gran núcleo urbano».
Para la creación de las variables educación, clase social y religión, se ha utilizado una combinación de preguntas. En el caso de la educación, se combinan la pregunta de si ha ido o no a la escuela, y la pregunta que mide el nivel de los estudios de más alto nivel que se han cursado, para generar las siguientes categorías: «Primaria o menos», «Secundaria inicial», «FP de grado medio», «Secundaria superior», «FP de grado superior», y «Universidad». La variable religión integra la definición en materia religiosa con la frecuencia de la práctica religiosa, creando tres categorías: «Creyente practicante», «Creyente no practicante», y «Ateo/a, no creyente».
Por lo que respecta a recuerdo de voto, se combinan la pregunta de si fue a votar o no en las últimas elecciones, y la pregunta de a qué partido votó, y se tienen en cuenta, para cada mes, los partidos y agrupaciones políticas presentadas en la convocatoria electoral previa. En este sentido, para el caso de los meses de enero a junio la referencia son los partidos presentados en las elecciones generales de diciembre de 2015, y en los meses de julio a diciembre de 2016 la referencia son los partidos presentados en las elecciones generales de junio de 2016. Junto a los partidos aparecen las categorías «No tenía edad», «En blanco», «No votó», «No recuerda», y «N.C.»; «No votó» reúne todas aquellas opciones que reflejan abstención en cualquiera de las dos preguntas originales (fue a votar pero no pudo hacerlo, no fue a votar porque no pudo, prefirió no votar, no tenía derecho a voto y voto nulo).
Por su parte, la variable clase social se crea a partir de las respuestas de las personas entrevistadas a tres preguntas: situación laboral, ocupación y status socioeconómico, siguiendo la codificación de la CNO 2011 y la CNAE 2009. Las cinco categorías de esta variable son: «Clase alta/media-alta» (agrupa a profesionales y técnicos, directivos/as y cuadros medios), «Nuevas clases medias» (asalariados/as no manuales), «Viejas clases medias» (empresarios/as, autónomos/as y agricultores/as), «Obreros/as cualificados/as» (manuales cualificados, capataces y artesanos/as), «Obreros/as no cualificados» (obreros/as de la industria y los servicios, y jornaleros/as del campo).
Las categorías de respuesta «No sabe (N.S.)» y «No contesta (N.C.)» de las variables explicativas —de cruce— únicamente se presentan en las tablas en aquellos casos en los que esta cifra tiene sentido propio y es estadísticamente significativa. Así, «N.S.» y «N.C.» se han mantenido al presentar la ideología política; «No recuerda» y «N.C.» en el recuerdo de voto; y «N.C.» en la variable religión, pero en los demás casos no se incluyen por su carácter residual.
Por otro lado, se ha especificado, en el caso de que así fuera recogido en el diseño del cuestionario, si se trataba de una «Respuesta espontánea» proporcionada por la persona entrevistada al formularle la pregunta y, en otras ocasiones, si se trataba de alguna categoría que el/la entrevistador/a tenía la instrucción de no ofrecer como opción de respuesta predeterminada, en cuyo caso aparece al lado de dicha categoría «NO LEER». Tal es el caso de la categoría “No procede” que no representa una respuesta propiamente dicha, sino que incluye aquellos casos donde por la situación personal de la persona entrevistada no procede formular la pregunta (por ejemplo, si se pregunta por la frecuencia de contactos con compañeros/as de trabajo y la persona entrevistada no trabaja, no procede contestar la pregunta).
El hecho de que algunas de las categorías de los diferentes indicadores no estén muy presentes entre las respuestas de las personas entrevistadas, unido a que la muestra total se reparte entre los grupos generados a partir de la estratificación de las variables de cruce, obliga a llamar la atención sobre las limitaciones que impone a la interpretación de los porcentajes. Por ello aparece, entre paréntesis, el número de personas (n) que responde por categoría o en su conjunto a dicha pregunta.
La información que se proporciona respecto a las preguntas seleccionadas es, en ocasiones, parcial, con el fin de facilitar la lectura. Así, por ejemplo, las opciones de respuesta «Mucho» y «Bastante», utilizadas en algunas preguntas de batería para capturar tanto una frecuencia como un grado de acuerdo, han sido agrupadas en la opción «Mucho + Bastante» descartándose el resto de opciones de respuesta («Poco» y «Nada»). En otros casos se han agrupado categorías de respuesta como «Siempre + Muchas veces», cuando el resultado se ha considerado relevante, como es el caso, por ejemplo, del indicador «Frecuencia de comportamientos de los conductores españoles».
Por lo general, se trata de presentar el resultado más significativo de este tipo de preguntas, por lo que en ocasiones se incorpora un solo dato. Es el caso del capítulo titulado «Opinión pública y política fiscal», en el que solo aparece la categoría «Muy pocos» en la pregunta relativa a los recursos destinados a los diferentes servicios públicos; o del capítulo sobre «Impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la vida familiar», en el que se muestran solamente los cruces referidos a la opción «Sí» en relación a una serie de frases sobre actividades realizadas o al uso de distintas tecnologías de la información.
Por otro lado, en aquellas preguntas que incorporan la posibilidad de mencionar más de una respuesta (por ejemplo, primer y segundo lugar), se representan únicamente los datos referidos al primer lugar. Además, en el caso de las escalas del 0 al 10, cuando no se trata de preguntas en batería, se ha procedido a la agrupación de categorías para facilitar la lectura: «0-2», «3-4», «5», «6-7» y «8-10». En las escalas de 1 a 10 del apartado «Seguridad vial», para facilitar la lectura, se han recodificado las categorías en los siguientes intervalos: «1-4», «5-6» y «7-10».
A lo largo del documento aparecen preguntas denominadas de respuesta múltiple que representan, de manera agregada, varias respuestas de cada una de las personas entrevistadas a un mismo listado de opciones o valores. Estas preguntas tienen la característica de que el (n) representa, a diferencia del resto de preguntas, la totalidad de respuestas en lugar de la totalidad de personas que han respondido. El/la entrevistador/a marca todas las respuestas mencionadas por la persona entrevistada, por lo que la suma de los porcentajes de columna es superior a 100. En estos casos de respuesta múltiple, para presentar los cruces, solamente se escogen las respuestas más mencionadas.
En el anexo de este anuario pueden encontrarse las fichas técnicas correspondientes a cada uno de los barómetros que lo conforman.

arrow_back